5 pasos para diseñar portadas de libros

Especialistas en impresión online

5 pasos para diseñar portadas de libros

3 octubre, 2019 Consejos y recomendaciones 0
5 pasos para diseñar una portada de libro

¿Sabías que solo nos hacen falta entre 8 y 15 segundos para saber si un libro nos interesa o no? Un intervalo de tiempo muy pequeño. Por ello, es tan importante cuidar cada detalle al máximo de la portada de nuestro libro.

Un buen diseño de portada captará la atención y despertará la curiosidad sobre su contenido en el posible lector. Por el contrario, una portada descuidada o poco profesional hará que los potenciales clientes pasen de largo frente a tu obra.

Diseñar una portada atractiva para el lector no es tarea fácil, ya que debe seguir una armonía tanto en forma como en color de todos los elementos. Recuerda que debes convencer al lector de invertir su valioso tiempo y dinero en tu obra en tan solo un golpe de vista.

¿Cuáles son esos elementos mágicos que debe tener mi portada para conseguir vender? En este post vas a conocer qué pasos seguir para diseñar un portada de éxito.

¿Cómo diseñar una portada de libro?

Paso 1: refleja los valores de tu obra

Puede parecer difícil, pero la portada de tu libro debe transmitir los valores de tu obra y tu personalidad como autor. Debería transmitir información sobre el género del libro, los personajes, la trama, etc…es decir, tan sencillo como reflejar en el exterior aquello que el lector va encontrar en el interior.

A todos nos ha pasado eso de encontrar un libro con una portada que ha despertado en nosotros altas expectativas y en el interior no haberlas cumplido. Y si les has dado la oportunidad, también el caso contrario, una portada poco llamativa que envolvía una gran obra.

Por ello es muy recomendable, que transmitas aquello que es exactamente tu obra, ni más ni menos.

Paso 2: elección de colores

¿Imaginas la portada de un libro sobre la naturaleza que no lleve el color verde? La respuesta obviamente es no. La elección de los colores de la portada es algo muy importante ya que influyen directamente en cómo nos sentimos y pensamos.

Aunque no se trata de una ciencia exacta, hay ciertas pautas que seguro te van ayudar a decidir los colores de tu portada.

  • Elige los colores que son apropiados para el tema de tu libro. Rojo (pasión y fuerza), azul (confianza y libertad), verde (salud y alimentación), negro (elegancia y sofisticación), blanco (pureza y perfección) y marrón (credibilidad y comodidad).
  • Si vas utilizar una imagen, utiliza colores que complementen a la misma o a su color primario.
  • El texto debe ser legible, es decir, busca el contraste entre el color del fondo y el título, por ejemplo, una fuente oscura sobre fondo blanco.
  • Elige un máximo de 2 o 3 colores, no más. Cuando se utilizan 4 colores o más se crea una percepción distorsionada en el lector y lo único que conseguimos al final es confundirlo.

Paso 3: elección de la tipografía

Una de las cuestiones más complicadas, saber transmitir a través de la tipografía los valores de nuestra obra. Algunas nos evocan elegancia, fuerza, antigüedad, juventud…todo dependerá del tema elegido.

Por otro lado, es muy importante la claridad y limpieza del texto y la imagen, el tamaño del título debe ser el suficientemente grande para no confundirse con el resto de los elementos de la portada.

Te dejamos este enlace directo para elegir la tipografía perfecta.

Paso 4: elección de imágenes y formato

Una vez tenemos todo lo anterior, es la hora de elegir la imagen o imágenes que formarán parte de la portada de tu libro. Te recomendamos que busques una imagen con gancho.

¿Y qué es una imagen con gancho? Una imagen protagonista que mire directamente al lector. Evita las imágenes que no miran de frente al espectador o elementos sin sentido, ya que dispersan la atención del mismo.

Una vez configurada la imagen, en cualquier imprenta, te pedirán que la imagen esté exportada en alguno de estos tres formatos: JPG, PDF o PNG.

Paso 5: recomendaciones finales

Por último, vamos a darte algunas recomendaciones finales a tener en cuenta:

  • No sacrifiques la practicidad por la creatividad. En ocasiones nos encontramos con portadas muy creativas que a la hora imprimir no son para nada prácticas. Nos estamos refiriendo a palabras o imágenes cortadas por ejemplo por el borde del libro o elementos que no llegan a comprenderse.
  • Atención con los colores que utilizas, debes diferenciar entre colores RGB ideales para libros en digital y colores CMYK, perfectos para libros impresos.
  • Haz una buena sinopsis, recuerda que tienes solo entre 8 y 15 segundos para portada y contraportada, por lo que aprovecha bien este tiempo.

Esperamos que todos estos consejos te hayan sido de gran ayuda para hacer una buena elección de tu portada. Si ya tienes preparada tu obra solo tienes que pedirnos un presupuesto para imprimirla, estaremos encantados de poder ayudarte.