Cómo preparar la cubierta y el interior de tu libro para imprenta

Especialistas en impresión online

Cómo preparar la cubierta y el interior de tu libro para imprenta

15 mayo, 2018 Consejos y recomendaciones 0
Cómo preparar la cubierta y el interior de tu libro

En el post de hoy te mostramos de forma práctica y sencilla cómo preparar la cubierta y el interior de tu libro para enviar los archivos a imprenta. Se trata de aprender a preparar los archivos para enviárnoslos de forma adecuada y que el resultado sea óptimo.Preparar los archivos de la cubierta e interior de tu libro de forma correcta para enviar a imprenta es muy sencillo. Se trata de una serie de pasos que debes conocer y, una vez lo hagas, te olvidarás de posibles contratiempos.

Cómo preparar la cubierta y el interior de tu libro para enviar los archivos a imprenta

Sangrado: 5 mm

¿Te has fijado que una impresora doméstica no imprime hasta el borde del papel y deja un recuadro blanco alrededor del folio? Una impresora profesional te permite imprimir hasta el borde, pero para ello hay que preparar el documento a sangre. Esto significa que las imágenes o el fondo del documento debe ocupar más que el documento en sí. Es decir, sobresaldrá del área de impresión (y de las marcas de corte del documento) para que, una vez se corte el documento, haya imagen sobrante y no queden bordes blancos del papel. Nuestra recomendación es que la sangre vaya a 5 mm para garantizar un margen de seguridad generoso.

Las sangres son un margen de seguridad cuyo objetivo es evitar bordes blancos debido a variaciones milimétricas del corte del documento una vez impreso.

En Lozprinter te ofrecemos plantillas de libros en diferentes formatos para que tengas en cuenta la sangre que debes dejar en tu documento.

En este ejemplo puedes ver cómo dejamos la imagen de los rodillos de colores a sangre para evitar que quede un margen blanco alrededor de ella:

Cómo preparar portada e interior de un libro con sangre

Modo de color: CMYK

Recuerda enviar tu libro (tanto la cubierta como el interior) en modo de color CMYK. En nuestro artículo Los modos de color y su importancia en la impresión digital: ¿RGB o CMYK? podrás ver cómo hacerlo y por qué es imprescindible preparar el archivo en el modo de color correcto.

Resolución de imágenes: 300 PPP

Todas y cada una de las imágenes que contenga tu libro (ya sea en la cubierta o en el interior) deben tener 300 PPP (Puntos Por Pulgada) de resolución. De no ser así, comprometerás la calidad de la impresión y muy probablemente el resultado que obtengas no es el que esperabas.

300 PPP es una imagen en alta calidad y 72 PPP es en baja. La de 300 PPP se usa para impresión y la de 72 PPP para pantallas (por ejemplo, las imágenes de una página web).

Con un software como, por ejemplo, el popular Adobe Photoshop (aquí puedes descargar una versión de prueba gratuita de Photoshop CC), podrás consultar la resolución de tus imágenes.

Cómo comprobar la resolución de tus imágenes

Una vez abierta la imagen en el programa, haz clic en «Imagen» > «Tamaño de imagen…». Comprueba lo siguiente:

  1. El tamaño de la imagen (preferiblemente en centímetros, te resultará más sencillo comprobar el tamaño). Pon la imagen en el tamaño real en el que se vaya a imprimir para comprobar la resolución real de la imagen.
  2. La resolución de la imagen. ¿Qué número indica? Si la resolución de la imagen es superior a los 200 PPP es suficiente, aunque la resolución óptima para la impresión es de 300 PPP.

En el ejemplo, una imagen de 10 cm de ancho por 5,12 cm de alto tiene una resolución de 254 PPP. Por tanto, es apta para su impresión (porque es superior a los 200 PPP).

Si a la misma imagen le reducimos el tamaño (por ejemplo a la mitad) obtendremos una imagen más pequeña (obviamente) pero de mayor resolución. Mira:

Cómo comprobar la resolución de una imagen a tamaño de impresión

La resolución de una imagen es siempre proporcional a su tamaño. Si una imagen muy grande tiene una resolución de 72 PPP y la reduces en tamaño, harás que aumente su resolución.

Ten en cuenta que si la imagen, una vez a tamaño real de impresión es de baja resolución, se verá distorsionada/pixelada.

Envío por separado: cubierta e interior

A la hora de enviar un libro a imprenta (o una revista) es preferible que realices el envío de originales por separado: No en un mismo documento. Es decir, cubierta por un lado e interior por otro.

La cubierta es lo que comúnmente conocemos como «portada», solo que en realidad incluye portada, contraportada y lomo. Es mucho más sencillo de lo que crees: Coge un libro cualquiera que tengas a mano, ábrelo y pon la portada hacia arriba. ¿Ves la portada, la contraportada y el lomo? Esa es la cubierta del libro.

La medida mínima para enviar el diseño del lomo de un libro debe ser de 1 cm. Esto quiere decir que tu cubierta se formará así:

Cómo preparar la cubierta y el interior de tu libro

El diseño del lomo, como te comentábamos, debe tener un ancho (grosor) mínimo de 1 cm. El grosor definitivo del lomo de tu libro variará en función del número de páginas, grosor del papel, tipo de cubierta… Como orientación: Un libro de 310 páginas de unos 90 gramos de gramaje (de papel) y tapa blanda tendrá un lomo de, aproximadamente, 1,80 cm. No te preocupes por este aspecto, es solo orientativo.

¿Podemos ayudarte?

Sabemos que estos aspectos son algo técnicos y puede que no acabes de hacerte con estos términos. Si tienes dudas o prefieres que seamos nosotros quienes nos encarguemos del diseño y/o maquetación de tu libro no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podemos hacerlo por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.